El Rally Dakar 2013 reunió a participantes de 53 naciones

50f2ed_626x0

La edición 2013 de la legendaria competencia reunió a 53 naciones. Algo que es motivo de orgullo para los competidores.

Argentinos, peruanos, chilenos, españoles, franceses, alemanes, ingleses, japoneses y la lista de nacionalidades representadas en el Dakar 2013 continúa hasta llegar a un total de 53. Una cifra que es motivo de orgullo para los organizadores de esta extenuante maratón de 8.500 kilómetros que comenzó el pasado sábado 5 en Lima (Perú), tendrá su descanso el domingo 13 en Tucumán (Argentina) y culminará el domingo 20 con la ceremonia de llegada en Santiago (Chile).

“Son pocos los deportes o eventos con tantos países juntos. Eso nos llena de satisfacción”, dijo el francés David Castera, subdirector de la carrera y encargado de diagramar la ruta de cada edición. “Con 53 nacionalidades, hay 53 tipos de culturas y esa diversidad también es parte del Dakar”, reseñó Castera.

El lugar donde más se nota tanta mixtura de países es en los campamentos, que crecieron año tras año en dimensiones debido al ingreso de nuevos participante. Por ejemplo en la edición 2009, la primera que se realizó en Sudamérica, los vivacs cubrían una superficie de seis hectáreas; mientras que este año algunos tienen entre diez y doce.

Dentro de esta ciudad itinerante, el principal punto de reunión es el restaurante capaz de alimentar a las más de 3.000 personas que integran la caravana. La cena es el momento cuando el Dakar se convierte en Babilonia porque se escuchan todo tipos de idiomas y se notan ciertas costumbres propias de cada nación que representan. Puede ser algún mecánico holandés caminando en zuecos de madera, otro argentino tomando mate y porqué no, un ruso distendiéndose con un vasito de vodka.

Esa diversidad cultural se aprecia también en los términos. Como quads, por citar uno. Mientras los peruanos le dicen cuatrimotos, los argentinos se refieren a ellos como cuatriciclos, los chilenos como cuadrimotos y los ecuatorianos como cuadrones…

La mezcla también se aprecia en los propios equipos. En el flamante Qatar Red Bull Rally Team de Nasser Al-Attiyah y Carlos Sainz conviven mecánicos e ingenieros alemanes (muchos trabajan juntos a los pilotos en el equipo Volkswagen) con otros estadounidenses de la empresa encargada de desarrollar los buggys. Y esa tendencia se repite en otras escuderías como el Overdrive, de origen belga y con algunos miembros portugueses, alemanes y sudafricanos; y X-Raid, donde la mayoría son germanos, pero además hay personas de España, Francia y Portugal…

Diferentes culturas, diferentes formas de vivir algo en común: la pasión por el Dakar.

Corsa.

COMPARTE ESTA NOTICIA!