Santero invitado esta noche en Ultima Vuelta y Sigue Girando

0080

Una semana atrás hizo historia. En sólo tres presentaciones dentro del TC 2000 alcanzó la victoria que había buscado en Río Cuarto y Buenos Aires. Celebró desde lo más alto en el circuito de Rafaela, al comando del Renault Mégane II.

Sin descanso, debió viajar otra vez para su próximo compromiso llamado Fórmula Renault, en la que ya había dictado cátedra en el Imperio del Sur cordobés. Y repitiendo lo de la fecha de apertura, Julián Santero se despachó con el triunfo en la “escuela” de talentos.

Vaya coincidencia, volvió a lograrlo en otro autódromo santafesino. A 260 kilómetros de donde había vencido bajo el ala del Vitelli Competición, más precisamente en Rosario, el volante de 19 años conquistó la cuarta victoria consecutiva en monoplazas.

Sumando los dos éxitos en Potrero de los Funes (en la última fecha del año pasado) y el dominio aplastante en Córdoba, nuestro representante igualó lo que Mariano Werner (justamente su director deportivo) y Rodrigo Rogani consiguieron en las temporadas de sus consagraciones. El entrerriano, en 2006, ganó cuatro al hilo y el monarca de 2011 hizo lo propio en las últimas cuatro competencias de aquel año.

“Sé que logré mi séptimo podio seguido entre la Fórmula Renault y el TC 2000, pero trato de no darle tanto interés. Me concentró en cada carrera y nada más, aunque está bueno pasar por este momento”, manifestó el joven de Guaymallén a Más Deportes mientras viajaba de regreso a su provincia.

Esta vez no resultó tan fácil como en el primer capítulo. Es que Santero debió esforzarse más de la cuenta ante el ataque de Manuel Luque, con quien también luchó a brazo partido por la pole en la jornada sabatina.

“Realmente fue un dolor de cabeza. Estuvo detrás mío siempre, por lo que no me dio respiro. Creo que con él lucharemos por el campeonato”, lanzó Julián.

El ex campeón de Fórmula Renault Plus movió bien y se mantuvo adelante siempre. Fue vivo a la hora de la reanudación cuando ingresó el auto de seguridad en dos ocasiones, primero ante el vuelco de Emmanuel Cáceres y luego por el despiste de Fernando Ayala. En los reinicios, lo durmió a Luque. “Ahí marcaba la diferencia, aunque él se me acercaba en lo trabado. Fue una linda carrera”, afirmó quien suma puntaje ideal (44 unidades) y lidera el certamen con 17 de diferencia en relación a Miguel Calamari, uno de sus coequipers.

Lejos de Santero y Luque, el chileno Felipe Schmauk completó el podio en el Juan Manuel Fangio y se mantuvo tercero en el torneo.

De programa en programa

Julián no tiene descanso. Hoy deberá viajar a Capital Federal. “Me invitaron de los programas Sigue Girando y Última Vuelta para hablar de la victoria en Rosario. Pensé que empezaría la semana tranquilo”, expresó entre risas el ex campeón de Fórmula Renault Plus.

Lindos premios al campeón

El campeón de 2013 podría llevarse un auto 0 kilómetro y recibiría la licencia deportiva que lo habilita a correr en Súper TC 2000 desde 2004. “Me encantaría ganarlo. Voy por buen camino”, dijo Julián.

Diego Rafael Espósito -Más Deportes – Los Andes

COMPARTE ESTA NOTICIA!