Cáceres, Llaver y Julián Santero, en una entrevista a fondo

Son los aventureros que tendrá el desafío en tierras sanmartinianas. Ninguno se defenderá con espadas como lo hacían los tres mosqueteros en la conocida obra literaria. Pero cada uno estará al volante de sus autos, tratando de estar lo más arriba posible frente a su público.

Bernardo Llaver, Julián Santero y Emmanuel Cáceres son la esperanza mendocina para este fin de semana. El primero del trío como integrante del Súper TC 2000 y los restantes dentro de la “escuela” denominada Fórmula Renault.

Antes de acelerar sobre el circuito Jorge Ángel Pena, visitaron la redacción de Más Deportes para mantener una exclusiva entrevista. No dejaron temas sin tocar. Es momento de ir a fondo con ellos.

-Desde que compiten, ¿cuál es la carrera que jamás olvidan?

-Llaver: La final que venía ganando en Oberá, en 2010. No tenía el mejor auto pero nunca cometí errores hasta que abandoné por el problema del matafuego; se soltó y quedó en el pedal del acelerador.

-Santero: La de San Juan que gané este año, por cómo fue la definición en la última vuelta. Aparte, lo hice en la categoría más importante de las que he integrado.

-Cáceres: La de Alta Gracia, en la primera fecha de este año. Me desacomodé en la grilla de partida, largué mal y empecé a remontar desde atrás hasta llegar quinto.

-De los que han enfrentado en pista, ¿qué piloto es difícil?

-L: Yo tengo a tres: Matías Rossi, Leonel Pernía y José María López; son muy ásperos y veloces.

-S: En Fórmula Renault, Gianfranco Collino es uno de los pocos que te la hace difícil. Todos andan rápido, aunque no son aguerridos.

-C: Roberto Arato, porque este año no me la hizo fácil en la carrera de Alta Gracia. Aparte, me tiró tres veces afuera. ¡Cómo lo sufrí!

-¿Y el autódromo preferido?

-L: Sin lugar a dudas que el de San Martín porque, aparte de que es el de mi departamento, es uno de los más hermosos para manejar.

-S: Me encanta el circuito callejero de Santa Fe. Ahí tenés adrenalina permanente porque pasás cerca de la pared de contención en todo momento. Se corre al límite.

-C: Coincido con Berni. El de San Martín está bastante bueno, más aún con el peralte del curvón.

-¿Qué estarían haciendo si no se dedicaran al automovilismo?

-L: Creo que, seguramente, hubiera seguido estudiando alguna carrera, pero no la de autos (se ríe).

-S: En este momento estaría estudiando, aunque también podría estar trabajando junto a mi padre.

-C: Actualmente corro y trabajo con mi papá y mis hermanos en la empresa familiar que tenemos. Estudiar, ni loco; eso no me gusta.

-En algún momento, ¿pensaron en pegar el portazo y dejar?

-L: Sí, varias veces. Más que todo por cuestiones de presupuesto.

-S: Sí, cuando ves que es mucho el sacrificio que se hace y el dinero que se pone para poder correr.

-C: Sin dudas. Sucede cuando los resultados no aparecen y no me va bien. Ahí me gustaría largar todo.

-¿Tienen deudas pendientes?

-L: Son muchísimas (risas) pero me gustaría haber competido en dos divisionales a la vez, por lo menos un año, como para probar.

-S: Me gustaría manejar un monoplaza que sea más rápido que el actual, como uno de la GP2 Series.

-C: Ganar una carrera en Fórmula Renault. Sería lo máximo y lo festejaría durante una semana.

-Cuando eran pequeños, ¿algún día soñaron con ser pilotos?

-L: Siempre soñé con ser piloto. Cuando me preguntaban, siempre respondía que quería ser piloto de Fórmula 1. No pensaba en otro deporte, a pesar de que practiqué algunos que no estaban relacionados.

-S: A mí me pasaba igual. Luego me di cuenta de que era difícil llegar al nivel que soñaba Berni.

-C: Lo mismo que Berni y Julián. Ser piloto era mi sueño y por suerte pude cumplirlo. Aparte, miraba el TC 2000 y quería estar en esa categoría. Recuerdo que en 2004 era fanático del video juego; ahora estoy mucho más cerca (se ríe) y puedo asegurar que a los Fórmula Renault no los tenía ni en cuenta.

-¿Algunas veces se deprimen?

-L: Lo que me bajonea es no tener un auto competitivo. Cuando el auto no anda para nada, a veces ni siquiera tengo ganas de correr.

-S: En algunos casos sí. Como por ejemplo: en la última carrera, que venía ganando en Rafaela, tuve que abandonar por un problema en la bomba de nafta. Me enojé muchísimo porque estaba para ganar y no se me dio. Ahí me deprimí mucho, pero rápidamente tenés que pensar en lo que vendrá.

-C: Muchas veces me deprimo. Hasta me pongo nervioso cuando el auto no funciona como quiero.

-Desde que están al volante de un auto de competición, ¿han notado cambios en su manejo?

-L: La experiencia que adquirí en la Fórmula Renault me sirvió a la hora de correr en autos con techo. Aunque un auto de Súper TC 2000 es más complejo de manejar por la potencia que tiene el motor.

-S: El karting me ayudó muchísimo pensando en la Fórmula Renault. Pero los cambios son pocos.

-C: Yo manejo mucho más tranquilo en la calle. Eso me ha servido.

-¿Cuál fue el mejor auto que manejaron desde que compiten?

-L: El Toyota Corolla que manejé durante las tres primeras fechas de este año y que actualmente tiene Rossi. Ese auto anda muy bien.

-S: El Tito de Fórmula Renault que manejo ahora. Anda muy bien.

-C: El monoplaza de este año funciona bien, pero debe rendir más.

-¿Alguna vez tuvieron miedo?

-L: A veces lo tuve aunque me parece que pienso más en el respeto ante diferentes situaciones.

-S: Yo jamás pienso en el miedo.

-C: Yo jamás sentí miedo. Cuando corro, no estoy pensando en eso.

-El accidente de Guido Falaschi, ocurrido el año pasado en la final de TC en Balcarce, ¿los hizo pensar en dejar de correr?

-L: No lo pensé, pero te hace pensar porque fue trágico. Me parece que en el Súper TC 2000 es más difícil que hayan accidentes trágicos porque los autos son de tracción delantera y eso ayuda muchísimo. El impacto lateral, que es el más complicado, puede evitarse.

De todas maneras, creo que muchos hablan de la tierra que siempre complica, pero me parece que la lluvia es igual de peligrosa. Hace dos fechas, en Oberá, no se veía nada por la lluvia y corrimos igual.

-S: Me dolió mucho que falleciera porque era uno de nosotros pero soy consciente de que le puede pasar a cualquiera. Él murió haciendo lo que más quería. A mí me encanta el automovilismo y sé que el riesgo surge en cualquier lugar.

-C: Nunca pensé en colgar el casco. Cuando salís a la pista ni pensás en el riesgo. Nos damos cuenta cuando hablamos de este tema.

-A lo largo de sus campañas, ¿qué accidente jamás olvidan?

-L: La piña que me di en los ensayos de la primera fecha de 2010, en el circuito callejero de Punta del Este que era peligrosísimo. Al Toyota Corolla lo destruí contra la pared de contención. Pegué con mi lateral; no pude estar en la clasificación, pero al otro día corrí con el auto remendado por todos lados.

-S: Un vuelco que tuve corriendo en una fecha de karting. Fue en el kartódromo de Las Heras pero no me acuerdo en qué año. No me pasó nada, pero fue espectacular.

-C: He tenido varios (risas). Pero ahora recuerdo los de Potrero de los Funes y en Santa Fe en 2008; en el semipermanente me llevaron en ambulancia hasta el hospital de los boxes. Fui el primero en estrenarlo. Mientras, en el callejero de Santa Fe me quedé sin frenos y seguí de largo, pegando contra la pared. Me acuerdo que quería seguir girando, pero cuando vi por el espejo retrovisor, me di cuenta de que el Fórmula estaba destruido.

-¿Qué pueden decir del alargue del circuito de San Martín?

-L: Soy el único de los tres que no ha girado en el circuito con el alargue, pero ha quedado espectacular. Me parece que, cuando cambiemos los neumáticos, con la goma de origen turco iremos siempre a fondo por el curvón; con la que actualmente utilizamos no será así.

-S: Está bueno, pero me gustaría que el circuito no tuviera la chicana para entrar a fondo sobre el curvón. De ahí se sale muy lento.

-C: La chicana está buena pero me gustaría entrar al curvón peraltado con mucha más velocidad.

-¿Cómo les irá este domingo?

-L: Seguro que gano (se ríe). Hablando en serio, sería lindo estar peleando adelante. Veremos qué pasa. La estrategia de carrera será vital con el cambio de las gomas.

-S: Para no ser menos que Berni, yo también me anoto para ganar. (Llaver interrumpe y mete presión, diciéndole que está obligado a triunfar). Es una carrera clave y debo achicar la diferencia de puntos que tengo con el líder Carlos Merlo; él tiene la ventaja de tener al Pena como circuito para probar.

-C: Subir al podio es el objetivo. Ganar sería lo mejor que me puede pasar, sabiendo que corro ante mi público. Hemos probado para dar pelea y nuestro equipo contará con Nicolás Bonfiglio, que debutará en la categoría con el auto que manejé en las primeras fechas.

Diego Rafael Espósito – desposito@osandes.com.ar

TE PUEDE INTERESAR
Comparte esta noticia!

1 Response

  1. Dario says:

    Ema, suerte loquito, te lo mereces!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *